FORD ESCORT RS TURBO ’89

Cada dueño de coche clásico/histórico/viejo, llamémosle como se quiera, tiene su historia, y hoy os cuento la mía………..Por Iñaki Jáuregui.

Cada dueño de coche clásico/histórico/viejo, llamémosle como se quiera, tiene su historia, y hoy os cuento la mía con mi Ford Escort RS turbo del 89. Desde que recuerdo, los coches me encantan, con un aita mecánico y también apasionado, era de esperar. Ford en la familia ha estado toda la vida, ya que los últimos 35 de mi aita como mecánico, han sido en ésta.

Cuando vi por primera vez el Escort mk4 me gustó mucho, tendría yo unos 8 años, pero cuando vi un Escort rs turbo de un compañero del aita, me quedé flipado. Al poco tiempo apareció un flamante Escort RS turbo negro en el barrio de Artía, comprado en la Ford donde trabajaba mi aita, por lo que estuvo muchos años haciéndole él mismo los mantenimientos.

MOTOR FORD ESCORT RS TURBO

En ese barrio era donde vivían mis aitonas, e iba prácticamente a diario, por lo que muchísimos días al verlo, babeaba por aquel Escort. Cumplo los 18 y al poco de sacarme el carnet de conducir nos pusimos en busca de una buena unidad, sería el año 99 y los 2 que miramos, estaban destrozados con lo que finalmente lo descarté porque sería muy difícil encontrar uno bueno.

A los años, en un centro comercial coincidí con la dueña de aquel rs turbo negro que, desde la infancia, me tenía loco, me acerqué a ella para comentarle lo típico de que su coche me encantaba y tal y que, si algún día lo vendía, me llamara, pero por aquel entonces, siendo sinceros, no podía permitirme el lujo de comprar un coche para tenerlo guardado, y ante eso, me contuve y la deje ir…

Eso sí, esperé un rato en el parking a que saliera de la compra al lado del Escort…

Al tiempo, y al pasar por un concesionario Ford, lo vi aparcado fuera, en ese momento no podía parar, pero a la vuelta, aunque ya no estaba, así lo hice. Entré al concesionario como pollo sin cabeza preguntando por él, y mi asombro fue que nadie sabía nada…  No haría falta decir que mi búsqueda en Internet era diaria y enfermiza y llego el día, un domingo de diciembre del 2014 por la mañana, no me lo podía creer, ¡¡”mi” rs turbo estaba en milanuncios!! Salté y grité como un crío y mi mujer flipaba, llamé al aita, y no hizo falta más, sabíamos que esa unidad había estado con la misma dueña 24 años.

¡¡Llamé y ahora lo tenía un mecánico de Ford desde hacía un año y yo sin enterarme!! … Por eso lo vi hacía meses allí aparcado… Poco más que decir, quedamos para verlo, y no se dudó un minuto, el 31 de diciembre del 2014 «mi» rs turbo, realmente pasó a ser mío. 

No sé si el tener ese valor sentimental por un coche, será bueno o malo, pero me gusta… ¡Y me consta que no soy el único! 

ANUNCIO FORD RS TURBO 89
TRASERA FORD RS TURBO
TRASERA FORD RS TURBO